y tú, ¿Que has pedido por Navidad?

Llegan estos días y vuelven nuestros buenos propósitos. Vuelven a nuestra cabeza, nos sentimos mal, nos (auto)concienciamos pero siempre son sólo eso, PROPÓSITO(S). Porque nunca, o casi nunca terminamos de cumplirlos. Y no hablo de esos de hacer dieta, ir al gimnasio, comer sano y salir a andar no, dejémonos las frivolidades a un lado …

Anuncios