Vacío. 

Nos unimos a personas por historias. Comunes. Especiales. Historias distintas. Vínculos que nos son familiares. Sin un por qué. Nos unimos por un olor o una sensación. A veces, sin una segunda vez. Nos unimos por misterio. Nos unimos por atracción. Y sin más, nos (DES)unimos. Y con esa misma regla. Confiamos. Idealizamos. Deseamos. Y deseamos más y más. Y arriesgamos. 

Y es que, hay hombres (y supongo que también mujeres) que crees que son especiales y que luego terminan DEMOSTRANDO que son de un montón. Del montón ese típico y muy visto. Del montón del ego y de finjo. Del montón “queda bien” y desaparecer. Y es lógico, no todo el mundo vale para dar la cara. Dar una explicación y marcharse con la cabeza alta. Es mejor desaparecer. Hacer que no parezca amor. (Des)decir lo dicho. Usar. Yo PREFIERO ir de frente. Pecar de sincera y arriesgar. Escribir. Llamar. Dar explicaciones o pedir perdón. Marcharme pudiendo mirar hacia atrás. 

He escrito cartas. Mensajes. He superado unos cuantos cafés. Y aquí estoy, en pie. Y lo volvería a hacer. Una y otra vez. 

Ser fiel cuesta. Ir de frente es complicado muchas veces. Pero MERECE la pena. No te machaques si delante de ti no encuentras aquello que esperabas. El mundo quema. 

Estamos rodeados de personas vacías. No dejéis entrar en vuestra vida a cualquiera. Ese cualquiera que TODAS pueden alcanzar.
Foto: @polesmusica ❤

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s